Inicio > Plantas > Jacaranda


Jacaranda

Nombre cientifico: Jacaranda

Familia: Bignoniaceae

Es un árbol subtropical oriundo de Sudamérica (Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay) y ampliamente extendido a causa de sus bellas y duraderas flores azules. El término jacarandá proviene de su nombre nativo guaraní y significa fragante; y el término mimosifolia, proviene del latín, y significa de hojas parecidas a las de una mimosa.

Otros nombres: Tarco, palisandro

Altura: Puede sobrepasar los 25 m.

Clima: Muy sensible a temperaturas inferiores a -1 °C consistentemente (más de 4 h). Los ejemplares jóvenes mueren si la temperatura es inferior a 0 grados °C. Resiste una sequedad débil. Prefiere pleno sol pero se adapta a semisombra. Se desrama con vientos y tormentas de mediana intensidad. Resiste bien la contaminación urbana, pero no la industrial. En lugares muy contaminados el follaje se desgreña, pasando a un proceso de decrepitud.

Suelo: Húmedo, la sequía limita su crecimiento. El pH óptimo es el neutro (de 6,0 a 7,5) tolerando cierta alcalinidad de 8,5. No tolera la salinidad en el suelo. Crece bien en suelos de textura areno-arcillo-humíferos; pero, en general, se adapta a cualquier condición de suelo.

Usos: Por su aspecto los jacarandás son interesantes en jardinería, para decorar, por la belleza de sus flores, en parques y jardines urbanos donde la contaminación es menor. Puede ser utilizado en calles y avenidas de bajo tránsito vehicular, pero en estas condiciones su tamaño se ve limitado. Especie utilizada como árbol de alineación, de forma aislada o formando grupos. Su madera aromática es apreciada en ebanistería y en carpintería para realizar laminados.





Todas las categorías: